FCA Brasil
  • A A A

Enviar por email:

El encuentro entre el pasado, presente y futuro

El encuentro entre el pasado, presente y futuro

Friday, 16 de February de 2018

Estuvimos con un grupo de coleccionistas de Jeep Willys en vista a la fábrica donde nacen los Jeep Renegade y Compass

“El Jeep Willys es el patriarca de los 4×4”, argumentó el funcionario público y explorador Sérgio Malta, de 61 años, dueño de un Willys CJ3 de 1951. Nacido en la Segunda Guerra Mundial, el modelo continúa haciendo historia y reuniendo a admiradores de varias generaciones. Tanto así que la nieta de Malta, Raíssa Malta, de 18 años, ya acompaña a su abuelo en todas las pistas. Y, el último martes, el dúo visitó por primera vez el Polo Automotriz Jeep en Goiana, Brasil, junto con participantes del club Jeep Willys Recife en el estado de Pernambuco. Ellos vieron de cerca cómo nacen el Renegade y el Compass, herederos del espíritu off road de la marca.

En ese encuentro entre el pasado, presente y el futuro de la industria automovilística, 20 fans del modelo fueron recibidos por el gerente de la planta, Glauber Fullana. El gestor resaltó la “participación masiva de los nordestinos y pernambucanos en la unidad” y reveló que la relación entre Jeep y el estado de Pernambuco comenzó mucho antes de la construcción en el estado de la fábrica más moderna de la FCA en el mundo.

Uno de los testigos de esta historia es Antonio Justulino Barbosa, 74 años, con 48 de ellos dedicados a la FCA. Este funcionario ejemplar, que se enorgullece de no haber faltado un solo día de trabajo, participó de la evolución tanto de la marca, como de sus primeras investidas en ese estado. Esto porque trabajaba en una unidad en Jaboatão de los Guararapes (una municipalidad del estado de Pernambuco) donde los Willys eran ensamblados en la década de los 50 y actualmente destinada a la producción de cables eléctricos para la nueva fábrica Jeep. “Antiguamente todo era manual. Hoy en día, es mucho más moderno “, registró durante el encuentro con los admiradores de Willys.

img_7442-1024x683

Los avances tecnológicos también impresionan a los que integran la generación del Internet. “No imaginaba ver tantos robots, tanta tecnología”, puntuó Erasmo Moraes de 36 años, presidente del club, tras el tour por la fábrica. La pareja Paulo Roberto Viana, de 38 años y Patrícia Souza, de 28 años, también se quedó impresionada. “Es como entrar en la maternidad de los Jeeps”, comentó Viana.

Pero lo que todo fanático de un Jeep espera en realidad es adrenalina. De manera que después del tour en la fábrica, el grupo fue con sus Willys hasta la entrada del Camp Jeep, una pista de pruebas montada enfrente de la fábrica, donde situaciones reales a las carreteras son simuladas. El desafío off road, sin embargo, fue con el Renegade y el Compass. Y, por su puesto, estos nuevos integrantes de la familia Jeep conquistaron los corazones de los amantes de las aventuras.

Además de promover senderos y programaciones de ocio, muchos clubes Jeep esparcidos por Brasil también se involucran en diversas acciones sociales. En las inundaciones que castigaron municipios del estado de Pernambuco al comienzo del segundo semestre de este año, por ejemplo, los fanáticos por Jeeps, como el médico Arthur Rangel, del club Jeep Willys Recife, ayudaron a la Defensa Civil, llevando donaciones y suministros. “Las características del Jeep ayudan a vencer los obstáculos de los terrenos y así conseguimos acceder a áreas que quedan aisladas en esos grandes desastres”, explicó Rangel.

Share

Comments

Most read posts