FCA Brasil
  • A A A

Enviar por email:

El suave balanceo del Jeep® Compass camino del mar

El suave balanceo del Jeep® Compass camino del mar

Saturday, 10 de December de 2016

Presenciamos el test drive del nuevo SUV de Jeep por las playas de Pernambuco

Día soleado combina con playa, especialmente ante las aguas calientes del mar verde y el suave balanceo de las palmeras que marcan el camino del malecón de Paiva en el Cabo de Santo Agostinho (PE),  40 km al sur de Recife. Fue a partir de esta verdadera imagen de tarjeta postal que el Jeep Compass, recién lanzado y producido en el Polo Automotor Jeep de Goiana, acelera para una prueba de manejo a través de los bellos paisajes tropicales de la costa sur de Pernambuco.

La ruta entre Paiva y la playa de Cupe, en Porto de Galinhas, se hace casi toda por  carreteras estaduales en buenas condiciones. Sólo hay un pequeño trecho de arena para llegar al mar,  el punto de llegada, donde el SUV arribó sin ningún tipo de vergüenza. Poco después de la salida, a bordo del Jeep Compass Trailhawk, el periodista de Sao Paulo Wandickdomett, de Carpress, dio sus primeras impresiones sobre el modelo. “Es un coche muy fácil de conducir”, observó.

Al lado de la playa de Paiva está Itapuama, un remanso de piscinas naturales. A los visitantes les avisamos: vale la pena una breve parada en el mirador, justo al lado de la carretera, para hacer una foto y disfrutar del paisaje. Desde la cima se puede admirar la belleza de este pequeño paraíso, que también atrae a los surfistas en busca de buenas olas. Y en el camino, el Compass cumple su función, proporcionando estabilidad.

compass-praia-01

El recorrido sigue los caminos que bordean el malecón hasta el desvío hacia el Complejo Industrial Portuario de Suape. El tramo sinuoso de curvas corta una reserva de bosque atlántico, formando un túnel verde que nos lleva hasta el paisaje industrial, erigido en medio de los manglares y las plantaciones de caña de azúcar. “La respuesta de los frenos en las curvas es muy buena”, analizó el periodista Geraldo Lelis, del periódico Folha de Pernambuco.

Potente, el motor 2.0  del Compass  hace una diferencia cuando empieza el tránsito más rápido en la ruta PE-009. Su aceleración es rápida y en cuestión de segundos, con transición suave, alcanza el límite de 100 km/h. A esta velocidad, la estabilidad del modelo es lo que hace toda la diferencia. No hay sacudidas ni traqueteos. En el interior del vehículo, la sensación es de velocidad media.

El SUV también ofrece una excelente visibilidad para el conductor, que es esencial para un buen control cuando se conduce por tráfico pesado como el del complejo de Suape. Los sensores en la parte trasera dan una ayuda adicional, supliendo a lo que se escapa de nuestros sentidos, avisándonos cuando un vehículo se encuentra en el punto ciego.

La ida a la playa de Cupe no es larga, pero la tecnología incorporada en el coche ofrece una serie de comandos que ayudan a que el viaje sea aún más cómodo. Para descansar o por razones de seguridad, el conductor puede activar el piloto automático adaptativo que mantiene la velocidad y reduce la aceleración automáticamente cuando detecta obstáculos. Al llegar al punto final, el sistema de asistencia de aparcamiento facilita las maniobras a la hora de estacionar.

La llegada a la playa de Cupe revela un paraíso adornado por piletas naturales de aguas cristalinas. El clima es ideal para un agua de coco helada o un caldo, merienda tradicional de Pernambuco, mientras se contempla el mar. Pero por poco tiempo, lo suficiente antes de regresar al coche – la verdadera atracción del día – y volver a Recife.

Share

Comments

Most read posts