FCA Brasil
  • A A A

Enviar por email:

La primera mujer que compitió por Alfa Romeo ahora conmemora el regreso de la escudería a la F1

La primera mujer que compitió por Alfa Romeo ahora conmemora el regreso de la escudería a la F1

Tuesday, 6 de March de 2018

Graziela Fernandes hizo historia en las carreras de larga distancia y es aficionada por el “cuore sportivo” corriendo en equipo Alfa Romeo Sauber F1 Team

En marzo, cuando la escudería Alfa Romeo Sauber F1 Team entre oficialmente en el campeonato de Fórmula 1 de 2018 será el regreso a las competencias de Alfa Romeo, después de más de tres décadas fuera de las pistas. En Sao Paulo, un corazón latirá más fuerte junto a los motores acelerando en Australia. Graziela Fernandes, ex piloto, fue la única mujer que corrió en un equipo de competencia de la máquina italiana. Volver a ver el “cuore sportivo (corazón deportivo)” en las pistas de alta velocidad será como un viaje a un pasado de victorias del que ella misma fue protagonista.

La asociación entre Graziela y Alfa Romeo marcó la historia del automovilismo brasileño en la década de 1970. La descendiente de italianos, nacida en Paraguay y naturalizada brasileña, tiene experiencia en carreras de alta velocidad desde la adolescencia, una pasión que le trajo importantes victorias. Compitió en pruebas de larga distancia en el equipo Willys, con Emerson Fittipaldi en el hall de pilotos, y también compitió en kart. Pero fue acelerando una Alfa Romeo GTA que la piloto vivió sus días de gloria.

alfa

“La Alfita estaba preparada en Italia. Todo era perfecto en ella”, recuerda con cariño la simpática señora que no revela su edad pero que transmite un entusiasmo juvenil cuando habla de su gran pasión por el automovilismo.

Graziela formó parte del legendario equipo Jolly Gancia, de Piero Gancia y Emilio Zambello. Ella disputaba pruebas mixtas y se destacaba en las carreras más largas. “En aquella época Mil Millas Brasileñas era la prueba más importante del año”, recuerda. Y fue justamente en esa competencia que la ex piloto logró uno de los mejores resultados de su carrera, el séptimo lugar general junto al compañero de su equipo, Carlos Sgarbi, entre más de 60 participantes. La carrera tuvo como vencedores a los hermanos Abílio y Alcides Diniz, que también pilotaban una Alfa Romeo GTA.

El primer lugar en la Carrera de Campeones le llegó al año siguiente. En el hall de conquistas de Graziela todavía están buenas posiciones en las “6 horas de Interlagos” y en los “300 Kilómetros de Tarumã”, en Rio Grande do Sul, Brasil. “Corrí con GTA hasta 1974 y no habría parado si no fuera por el hecho de haber prohibido automóviles importados en las carreras nacionales”, nos narra, con un leve acento castellano, al comentar el hecho de que la importación de vehículos se prohibió en la década del 70 hasta 1990.

Pero ni el final de la escudería Jolly Gancia fue capaz de alejarla de las pistas. En 1983, la “Muñeca que Pilota”, como la conocían al inicio de su carrera, volvió a las carreras, pero esta vez en la Stock Car. Dos años después, en 1985, disputó el campeonato de marcas en Rio Grande do Sul (Brasil), con un Fiat 147.

Como pionera, Graziela también pasó a pilotar aviones y se convirtió en la primera mujer en Brasil en obtener el certificado PLA de piloto de línea aérea, el más alto escalón de la carrera aeronáutica. “Piloté varios autos, motos y hasta barcos. También volé por 31 años. Pero fue con la Alfa Romeo GTA que viví los mejores días de mi vida”, recuerda. “Será emocionante verla acelerando nuevamente, ahora en la Fórmula 1”, añade.

El éxito de Alfa Romeo en las pistas de alta velocidad no quedó restringido a las carreras de larga distancia. En la Fórmula 1, la categoría más avanzada del automovilismo mundial, el modelo hizo historia. En 1937, el auto de carreras diseñado por Gioacchino Colombo para competir hizo su debut en la Coppa Cian de 1938, en Italia. Al año siguiente, el modelo 158 llamado Alfetta, con 225 caballos de potencia, fue campeón de la F1 y en 1951, con el piloto Guiseppe Farina.

La pole position se repitió un año después, con el piloto argentino Juan Manuel Fangio, campeón de la F1 conduciendo una Alfa Romeo 159 (evolución del modelo anterior). Después de un período lejos de las pistas, en la década de los 70, los motores de Alfa Romeo empezaron a equipar los coches del famoso equipo McLaren. Como proveedor, la marca conquistó una memorable victoria con Niki Lauda en el Gran Premio de Suecia en 1978.

A finales de la década del 70, Alfa volvió a la Fórmula 1 como equipo, donde permaneció disputando carreras hasta 1985. En esa época, el modelo conquistó el sexto lugar en la temporada de 1983 y podios en los GPs de Alemania y Sudáfrica. Al final de la temporada de 1985 el modelo salió de la F1 y en el 2014, tras la fusión de Chrysler con Fiat, la marca italiana pasó a integrar el grupo FCA.

Ahora, el grupo FCA ha firmado una asociación técnica con la suiza Sauber para crear el Alfa Romeo Suaber F1 Team. El regreso del modelo a los autódromos promete ser en potencia máxima, alimentada por unidades de energía de Ferrari y el aumento tecnológico por medio de la cooperación estratégica entre las empresas que compone el equipo.

“La propia marca también se beneficiará del intercambio técnico y estratégico con un socio que tiene una experiencia incontestable como Sauber F1 Team y los ingenieros y técnicos de Alfa Romeo, que ya han comprobado sus habilidades con el diseño de los nuevos modelos Giulia y Stelvio y podrán ampliar su experiencia trayendo la vanguardia de los conocimientos técnicos para Sauber F1 Team “, destaca el CEO de FCA, Sergio Marchionne.

180220_Alfa_Romeo_Hero_Drivers_Side-1024x683

Share

Comments

Most read posts